lunes, 2 de junio de 2008

Karen Marie Moning - Las Highlands


04 - El Beso del Highlander.

UN HIGHLANDER ATRAPADO ENTRE LOS SIGLOS. Encantado por un poderoso hechizo, Drustan MacKeltar durmió durante casi cinco siglos oculto en las profundidades de una cueva, hasta que una mujer de manera involuntaria lo despertó. La atractiva joven, que se vestía y hablaba de una forma como nunca antes había visto, venía de un lejano futuro, donde lo único que quedaba del mundo que una vez conoció en las Highlands eran ruinas. Drustan sabía que si tenía que salvar a su gente de un destino terrible tenía que regresar al siglo de donde vino. Y para ello necesitaba a la extraña mujer que estaba junto a él.
UNA MUJER QUE CAMBIARÍA PARA SIEMPRE ENTRE SUS BRAZOS.
Gwen Cassidy había ido a Escocia para hacer un cambio en su monótona rutina y, con un poco de suerte, conocer a un hombre que alegrara su existencia. Pero, ¿cómo se iba a imaginar que el destino, y un pequeño accidente, la conducirían a una misteriosa cueva y a los brazos del hombre más atractivo y devastador que jamás hubiera conocido? ¿O que una vez que la besó, no la dejaría marchar?
Unida a Drustan por una pasión más fuerte que el tiempo, Gwen es transportada a la Escocia del siglo XVI, donde terribles enemigos se confabularán contra ellos... y donde un guerrero que tiene el poder de cambiar la historia desafiará a la eternidad por la mujer a la que ama. En las montañas escocesas del año 1518, Besseta Alexander advierte a su hijo Nevin que el Laird Drustin Mackeltar es un peligro para él. Nevin sabe que su madre puede llegar a ser peligrosa, le preocupa que las prácticas paganas que ella lleva a cabo no le permitan mantener su ministerio en la ciudad que gobierna Drustan. Convencida de su predicción, la madre de Nevin quiere matar al Laird, pero su hijo le hace prometer que no le asesinará. Sin embargo, incapaz de quedarse esperando a que la predicción se cumpla, Besseta hace un pacto con los gitanos y consiguen que Drustan quede hechizado, dormirá hasta que la luz del sol y la sangre humana lo toquen.
Cinco siglos más tarde, una americana, Gwen Cassidy, llega a Escocia con la esperanza de vivir una romántica aventura. Durante su viaje sufre un accidente y va a parar a la cueva donde Drustan duerme, despertándole en el proceso. Aturdido por su aspecto, y atontado por lo que cree que ha podido sucederle, Drunstan consigue convencer a Gwen para que lo ayude, empezando así un camino de traiciones que los llevara a viajar hacía el pasado, a días antes del momento en que todo comenzó...

mio

No hay comentarios: