domingo, 13 de septiembre de 2009

Julia Byrne - Histórica

Dulce Conquista.


En aquellos revueltos tiempos de guerras, Lisette sabía que podía hacer muy poco para resistirse a su señor normando, pero estaba empeñada en intentarlo. Por el bien de sus hermanas se estaba viendo forzada a contraer matrimonio con él. Sin embargo, su delicada belleza escondía un carácter fuerte, y su negativa a sucumbir le ganó el respeto de Alain de Raverre. El valiente caballero normando tendría que luchar para ganarse el corazón de Lisette

http://www.mediafire.com/?nmqyytn2zmmnq5d

http://www.mediafire.com/file/nmqyytn2zmmnq5d/Byrne, Julia - Dulce conquista.doc

Connie Mason - Serie Taste of Sin













01 - El Sabor del Pecado.

Su reputación le precedía donde quiera que fuera. Era lord Pecado, el libertino más famoso de la alta sociedad londinense. Ninguna mujer había logrado jamás resistirse a sus encantos. Olvidaban sus votos matrimoniales, a sus esposos y todo decoro cuando caían en sus brazos. Nada podía detener las conquistas de lord Pecado, ni siquiera la esposa con la que le casaron cuando todavía eran unos niños para preservar la paz entre los clanes escoceses e Inglaterra, y a la que no había vuelto a ver. Tenía el mundo a sus pies… hasta que conoció a una belleza de cabello canela, ligero acento escocés y una inocencia que contradecía su supuesto matrimonio con un hombre mayor.
Pasare lo que pasare, Lady Christy tendría la noche de bodas que llevaba esperando tanto tiempo… ¡pero primero tendría que seducir al apuesto bribón que la reclamó como su esposa… aunque sólo fuera en sentido nominal!
Mio

Sally MacKenzie - Serie la Aristocracia al Desnudo

04 - El Caballero Desnudo.

John Parker-Roth no puede creer que el matrimonio sea un requisito necesario para alcanzar la felicidad. Preferiría dedicarse a sus intereses en la horticultura, pero si algún día encuentra una mujer que comparta su pasión por las flores, una mujer juiciosa y sosegada, podría reconsiderarlo. Sin duda la encantadora joven que le ha caído en el regazo no es dicha mujer, pues no posee ninguna de tan admirables cualidades. No obstante, la señorita Margaret Peterson tiene muchas cosas a su favor. Para empezar, es una auténtica rosa inglesa, que adquiere un delicioso tono rosado cuando se ruboriza. Y no está totalmente vestida. Su carnosa boca suplica ser besada. Ojalá no se moviera de ese modo tan....¡Ay, Dios! John no puede ignorar la repentina visión de tenerla en su cama, pero debe hacerlo.
http://www.mediafire.com/?5z5ohdw5vte