domingo, 22 de enero de 2012

ANUNCIO PARA TODAS LAS SEGUIDORAS

Chicas por lo que veo la ley sopa nos ha convertido en consomé, los links han desaparecido y si bien trato de volver a ponerlos, no tardan mucho en desaparecer. Así que las invito a pasar por los rincones de yahoo donde están muchos de los archivos que hay en el blog. Como es lógico no puede almacenarse todo lo que tenemos aquí, pero podremos ir subiendo lo que pidan y lo que vaya apereciendo como más nuevo. Tienen que inscribirse en cada uno de ellos y desgraciadamente no están ordenados por el alfabeto, así que tendrán que ir viéndolos.
Espero que se solucione, pero box,net, rapidshare, megafile y otros no están permitiendo ni subir ni bajar lo que queremos. 
Lo siento, igual seguiré subiendo archivos esperando que no todos sean borrados
Estos son los rincones:
http://eselrincondelromanticismo.blogspot.com
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo2
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo3
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo4
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo5
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo6
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo7
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo8
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo9
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo10
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo11
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo12
http://es.groups.yahoo.com/group/elrincondelromanticismo13

Vicky Dreiling


Cómo Casar a un Duque.


Tristan, Duque de Shelbourne, es un hombre con una misión que cumplir: encontrar una esposa a la que pueda tolerar durante el tiempo que deban compartir sus vidas. El amor no es necesario… ni deseable. Pero, ¿cómo escoger entre una enorme y fastidiosa lista de candidatas ricas pero tontas? Contratando los servicios de una casamentera con reputación de correcta y formal… y pretendiendo convencerse después que ella no es la mujer más cautivadora que ha conocido. Ayudar al diabólico duque a crear un concurso para que elija a su pareja perfecta es el tipo de desafío que más disfruta Tessa Mansfield. Sus métodos pueden ser escandalosos, pero está decidida a encontrarle más que una esposa al célebre soltero... le mostrará el verdadero amor. Sin embargo, cuando Tessa observa a las mujeres rivalizar por el afecto del Duque, anhela ganarse su corazón para ella. Y tras los besos robados que confirman el deseo de Tristan por ella, Tessa sabe que ha roto la regla número uno de las casamenteras: nunca enamorarse del novio.
mio