miércoles, 14 de abril de 2010

Mary McBride - Histórica


El Deseo de Jessie.

Dulce y loca Jessie. Así era como Lee Kincannon la había bautizado. Rebosante de vida y de pasión, Lee sospechaba que Jessamine Dade podía hacer frente a todo un ejército de hombres con las manos desnudas y derrotarlo. Casi lo había hechizado a él con la mirada de sus ojos de color violeta. Le había hecho sentir que la vida que llevaba no merecía la pena. Jessie conocía bien todas las penas que habían desgarrado al Norte y al Sur. Pero nunca sintió la guerra tan cerca como la noche en que Lee, tahúr de los vapores del Mississippi y guerrillero confederado, había estado entre la vida y la muerte.

http://www.mediafire.com/?mwjzmytnxjf