martes, 1 de enero de 2013

Elizabeth Bevarly - De Aquí a la Maternidad


01 - Un Hombre Serio.
A Olivia le gustaban los hombres irresponsables y excitantes, así que, ¿por qué de repente el formal Daniel McGuane le parecía tan atractivo?  Los cambios normales después del embarazo eran la única explicación para aquella poderosa atracción hacia un hombre tan serio.  Simplemente evitaría a Daniel hasta que aquellos síntomas se le hubieran pasado. Daniel estaba loco por Olivia y por su hijo recién nacido.  El pequeño debería tener un modelo masculino a seguir, alguien responsable y cariñoso que estuviera a su lado siempre.  Necesitaba a alguien como Daniel, y también lo necesitaba Olivia.  Pero si a ella le gustaban los hombres sórdidos y peligrosos, bien, él estaba dispuesto a dárselo...



02 - Proposición Inocente.
Para Sylvie Venner, la vida sería perfecta si tuviera un hijo.  No un matrimonio ni un marido, sólo un hijo.  Naturalmente, necesitaba de la colaboración voluntaria de un hombre para ese "pequeño" favor, un hombre que no deseara formar una familia.  Por suerte, conocía al candidato perfecto. Soltero recalcitrante, Chase Buchanan hubiera hecho cualquier cosa por su amiga.  Pero lo que Sylvie pedía iba mucho más allá de lo que consideraba un favor.  ¿Cómo podía conformarse con ser el padre de su hijo y continuar siendo "solamente amigos" cuando él quería mucho más.



03 - Un Soltero en Apuros.
Había una nueva mujer en la vida de Jonas Tate y estaba loco por ella, ¡eso cuando no estaba llorando o gritando, por supuesto! Gracias a su sobrina recién nacida, el médico soltero más apetecible de la ciudad se había transformado en un tipo de lo más casero y agotado. Pero la ayuda estaba en camino.La enfermera de maternidad Zoey Holland se volvía loca con los niños, o tal vez sólo estaba loca. ¿Por qué, si no, se había ofrecido a darle un cursillo sobre cuidados infantiles al insufrible doctor Tate? Y ¿por qué, si no, le parecía de repente que ese hombre era tan... tan irresistible?



04 - En Papel de Regalo.
No se puede decir que la suerte sonriera a Mindy Harmon.  Embarazada, sola, no contaba para salir adelante más que con su trabajo de camarera.  Y a pesar de todo, no renunciaba a participar en la alegría navideña.  Pero lo que no se esperaba era recibir en nochebuena un regalo tan singular como el doctor Reed Atchinson, al que no conocía más que de servirle la cena. Reed era una rara mezcla.  Indudablemente atractivo y humano, pero enfrentado al resto de la humanidad y, sobre todo, militante antinavideño; conocer a Mindy que, con tan pocas posesiones, estaba tan dispuesta a compartir, fue para él una conversión, y empezó a creer que tal vez sí iba a ser capaz de desempeñar puestos para los que se había juzgado no apto, como el de marido, ¿y quizás de padre?



05 - Un Viejo Amor.
Evidentemente, no se trataba de una noche vieja más.  Porque si había algo que había podido sorprender más a Claire Wainwright que el descubrimiento de un bebé abandonado en la puerta de su casa, fue el hombre que acudió en su ayuda: Nick Campisano.  El hombre con el que había roto años atrás... y que jamás había dejado de estar en su corazón. En aquel entonces Nick había querido mucho más de lo que ella había creído que podía darle.  Ahora, aislada por la nieve en compañía de Nick y del bebé, era Claire la que quería más de él, en todos los sentidos posibles.  ¿Estaba aquel antiguo amor destinado a no ser jamás olvidado?



06 - Algo Irresistible.

Entre sus aspiraciones a corto plazo no figuraba el formar una familia, o eso era lo que creía el doctor Seth Mahoney, hasta que conoció a la enfermera Prudence Holloway y a su bebé.  Cuando a Prudence le hizo falta un marido provisional, Seth se apresuró a presentarse voluntario. A todas las imprudencias que la enfermera Holloway había cometido a lo largo de su vida, no pensaba añadirle la de enamorarse de Seth, que para ella era insufrible.  A no ser, claro, que de verdad el donjuán de los quirófanos quisiera ejercer la paternidad...

mio