jueves, 17 de noviembre de 2011

Deborah Miles


Corazones Atormentados.

La vida no era fácil en Sidney cuando corría el año 1838. Para Bregetta, las cosas se pusieron todavía más difíciles cuando su madre murió y su hermano Jim empezó a tener problemas con la ley. El sargento Alistair Duncan tenía que cumplir con su deber, y el hecho de que se sintiera fuertemente atraído hacia Bregetta no podía alterar ni por un momento su rectitud como soldado. A pesar de todo, finalmente, se hicieron amantes. Pero su amor no tenía posibilidades de sobrevivir. Alistair pensaba que Bregetta se había entregado a él para salvar a su hermano. Y ella, a su vez, pensaba que sólo era un juguete, un capricho del que él pronto se cansaría...