domingo, 7 de septiembre de 2008

Anne Stuart - Históricas


El Vals del Diablo


Christian Montcalm era un hombre práctico. Y también un granuja sin un céntimo, pero su plan de seducir y llevar al altar a la deliciosa señorita Hetty Chipple pondría remedio a ese engorroso inconveniente. Sin embargo, un obstáculo de lo más fascinante hacía peligrar sus esperanzas.
Annelise Kempton no deseaba otra cosa que interponerse entre aquel despreciable canalla y la fortuna (por no hablar de la virtud) de su joven pupila. Annelise entendía muy bien la desesperación de quien se encuentra en apuros, pero estaba dispuesta a encargarse personalmente de que Montcalm no se saliera con la suya. El único escollo que había en su camino era un hombre cuyo encanto de donjuán podía tentar a una santa, o condenar a una redomada solterona a noches en blanco… presa del deseo de dar su merecido al diablo.

Mio

Anne Stuart - Sobrenatural Contemporáneas

Sombras al Atardecer


La Casa de Sombras en Sunset Boulevard había sido testigo de un pacto suicida en los años cincuenta, del apogeo de las drogas en los sesenta y de la angustia de su última propietaria, Jilly Meyer, quien luchaba desesperadamente por salvar la mansión de las garras de su odiado padre y del brazo derecho de éste, Coltrane.
Coltrane era la peor amenaza de Jilly. Un hombre egoísta, astuto y cruel, decidido a llevar a cabo sus propósitos. Uno de ellos incluía a Jilly, pero, ¿para qué?
Ella estaba obligada a detener a Coltrane. La salvación de su familia, de su casa y de su corazón dependían de que pudiera desenmascararlo a tiempo, aunque para ello hubiera que destapar el baúl de los recuerdos secretos.
Mio


La Noche del Fantasma

Entre el amanecer y el atardecer, la extraña mansión de Ethan Winslowe permanecía tan inmóvil como una cripta. Más allá de su laberinto de tétricos corredores, su dueño dormía lejos del alcance del sol.
Al caer la noche, cuando el miedo y los fantasmas empezaban a perseguirla, Megan Carey era conducida a su guarida subterránea para cenar con un fantasma al que nunca veía, una figura oculta en las sombras.
Según los rumores, él era un genio, un loco y un monstruo. Y Megan era su prisionera, atrapada allí por una amenaza más poderosa que las cadenas... Y también por la necesidad de conocer el calor de la pasión de Ethan, que bramaba como fuego en la noche.
Mio