jueves, 25 de junio de 2009

Barbara Leigh - Histórica



Miel de Pecado.




Drue se compadecía del prisionero, cuyos ojos azules llenos de brillo que reflejaban el peso de todos los pecados! Pero no podía aliviarle los tormentos. Ella había renegado de su sexo por un juramento hecho por opción propia. Ella había sido siempre y sería un caballero de su reino, no una mujer!

No hay comentarios: