jueves, 27 de diciembre de 2012

Sarah McCarty - Serie Hell's Eight (Históricas del Oeste)


03 - El Reclamo de Tucker.
Tucker McCade ha vivido toda su vida rodeado de violencia: huérfano en una masacre, objeto de abusos por ser un niño mestizo y adiestrado como un despiadado Ranger de Texas, ha aprendido por las malas lo que es correcto.De modo que incluso él mismo se queda sorprendido cuando se enamora de Sally Mae Reynolds, una enfermera cuáquera. Ésta incapaz de resistirse al encanto, el carácter y el cuerpo esculpido de Tucker, se lanza a una tórrida aventura, haciendo realidad hasta la última de sus fantasías sexuales más salvajes. Sin embargo, la profesión de Tucker no es algo que pueda aceptar de buen grado. Como pacifista convencida, Sally Mae no entiende cómo su fuerte y suave mano puede apretarse con furia o disparar un gatillo para quitar una vida. En esta tierra salvaje, Tucker sabe que tiene que luchar por la supervivencia. Pero cuando Sally Mae se queda embarazada, está dispuesto a hacer lo que sea necesario para no perder a su familia, incluso colgar sus armas.Cada noche que pasan juntos explorando nuevas cotas de éxtasis les une más, borrando poco a poco sus diferencias, hasta el día en que el pasado de Tucker regresa, precipitando un explosivo enfrentamiento entre la fe de Sally Mae, la promesa de Tucker y la necesidad de venganza…



05 - La Resistencia de Shadow.

Shadow Ochoa está escondido en territorio de Kansas a la espera de que su compañero en los Rangers, su hermano de los Ocho del Infierno, limpie su nombre. Eso es así hasta que le cuelgan injustamente por cuatrero… y la hermosa Fei Yen interviene. Apelando a una ley apenas en uso, la exótica creadora reclama a Shadow como marido y se marcha de allí con el novio esposado a su carreta.La inteligente y temeraria Fei es una auténtica devota a su legado oculto y a todo lo que conlleva: riqueza, seguridad y libertad. Un esposo es solo un inconveniente y un nombre sobre un papel para reclamar lo que ella no puede.Shadow no es un hombre que acepte órdenes de nadie, mucho menos de la encantadora Fei… salvo que la fricción diaria entre ellos hace surgir una pasión arrolladora. Muy pronto Shadow empieza a fantasear con la vida que podrían tener si Fei pudiera ver más allá del atractivo de la independencia. Ojalá los cazarrecompensas no le pisaran los talones. Ojalá quedé en pie cuando el inminente enfrentamiento acabe…. 


mio

No hay comentarios: