martes, 27 de noviembre de 2012

Miranda Kellaway


Ecos del Destino.

Inglaterra, 1850. Atormentado por el recuerdo de la muerte de su hermano mayor, Julian Haygarth está entregado a una vida ociosa y malgasta su fortuna en toda clase de vicios. En un desesperado intento por enderezarlo, su progenitor lo enviará a Hampshire a un exilio de tres meses. El joven hallará consuelo a las heridas de su alma, aunque, por desgracia, será en brazos de una mujer de una posición social muy inferior a la suya y a la que se verá obligado a abandonar cuando llegue el momento de regresar. Años después, sus destinos volverán a cruzarse. El rencor, los remordimientos y las ansias de venganza se juntarán en un torbellino de sentimientos. 

mio

No hay comentarios: