domingo, 20 de marzo de 2011

Barbara Cartland


La Fuga.

Yolanda suspiró con alivio y por un momento, se abandonó en brazos del duque. Luego, alzó el rostro y murmuró: iSe han ido!
Los labios del duque aprisionaron los suyos. Ella se quedó rígida de sorpresa durante un instante; pero, cuando él la tomó entre sus brazos y su boca se tomó posesiva, un relámpago pareció estremecerla.
El duque la atrajo hacia sí con más fuerza, como si hubiera temido perderla en medio del peligro que atravesaron y la hubiera encontrado de nuevo.
Así deseaba estrecharte en mis brazos anoche... le susurró.



http://www.mediafire.com/?1ga725qjqt6oba5

No hay comentarios: