viernes, 9 de julio de 2010

Sherrilyn Kenyon - Dark Hunter (Paranormal)

Anexo - Companion.



Podríamos resumir tu situación actual de la siguiente manera: has estirado la pata y te has metido en un callejón sin salida. Tu alma gritó pidiendo venganza y espero que hayas aprovechado la oportunidad que se te dio, porque, amigo, tenías que haber seguido los consejos de mamá cuando te decía que tuvieras cuidado con lo que deseabas. Ahora, has conseguido más de lo que pactaste y no hay marcha atrás. Nosotros no nos andamos con rodeos. Estoy aquí para decirte lo que has ganado. Considera este manual como el "padre nuestro" de tu educación, cazador 101. Y no pienses que lo vas a tener fácil porque no hay un examen al final (bueno, sí que hay uno, pero no se autodestruye ni nada por el estilo –aunque tú sí que puedes terminar mal si no prestas la debida atención a ciertos capítulos) Aquí encontrarás el meollo de la cuestión. El pacto real que hiciste. Sabrás todo lo que necesitas para ser un Dark Hunter. Cómo vivir y cómo matar. Dónde ir a comprar armas. Cómo relacionarte con los demás. Con quién hablar... y con quién NO hablar. Tus atributos físicos –qué fue lo que perdiste y qué es lo que has ganado. También encontrarás unas cuantas lecciones de historia que te ayudarán, una de las primeras es que los antiguos dioses tienen la costumbre de aparecerse en los lugares más extraños. El conocimiento es poder. Siempre lo ha sido y siempre lo será. Y la estupidez mata. Créeme. Y ahora, en cuanto al tema de exención de la responsabilidad, te aviso. Este libro cambia constantemente. Es como el viento. Sufre más alteraciones que la mente de una géminis quinceañera con un armario lleno de ropa y una cita en una hora. Ha estado aquí desde casi siempre y constantemente estamos trabajando en él, como si se tratara de la Tierra. Así que no te sorprendas si después de haberlo abierto mil veces te encuentras con algo viejo, algo nuevo o... bueno, ¿lo vas pillando?. Otra cosa que debes saber es que este libro no profundiza demasiado todos los temas. Entiende que hay cosas que no pueden saber los Daimons y molestos Escuderos (¡hey escudero!, ¿creías que eras el primero que habías conseguido el libro?). Las cuestiones más controvertidas y sucias tendrás que preguntárselas a su alteza gótica. Te deseo mucha suerte con eso –perdona pero tengo que dejarte para poder reírme un rato.

Me lo llevo

No hay comentarios: