jueves, 2 de abril de 2009

Barbara Cartland - Histórica sin serie


Aguas Milagrosas.

—¿No hay nada más que ames además de mi casa? —pregunto el vizconde.

Con lentitud, Jemima levantó la vista hacia él. Su corazón dio un vuelco de emoción.

—¡A ti también te amo!

—Es lo que deseaba que dijeras —dijo el vizconde—. ¡Porque yo también te amo, querida mía!

Mientras hablaba, la rodeó con sus brazos y sus labios buscaron los de ella. Jemima sintió como si los cielos se abrieran y surgiera la música de un coro celestial para envolverlos en un éxtasis glorioso que estaba más allá de cualquier palabra.

—¡Eres mía! — exclamo el vizconde—. ¡Y no puedo vivir sin ti!

http://www.mediafire.com/?cnzd0ejvvj0

No hay comentarios: